fbpx

Avda. Carlota Alessandri, 99. Local 2-3

Torremolinos, Málaga

NUESTRO HORARIO

Lun - Mie - Vie: 9:30 a 17:30 | Mar - Jue: 13:00 a 21:00

29
Dic | 17

Remodelación facial con hilos tensores

En la actualidad, uno de los problemas estéticos que más preocupan es la flacidez facial. Esto es, la pérdida de definición del rostro y se hacen visibles los signos del paso del tiempo.

Para evitar este problema, existe un tratamiento con hilos tensores del que hoy os vamos a contar todas sus ventajas.

Se trata de una revolucionaria técnica de rejuvenecimiento facial. A base de estimular tejidos internos, conseguimos reafirmar la piel y corregir la flacidez. Logramos un efecto casi inmediato de una forma segura, sencilla, rápida, sin dolor y sin incisiones y todo es realizado con materiales biocompatibles y reabsorbibles.

¿Qué son los hilos tensores de pdo?

Los conocidos hilos mágicos llevan mucho tiempo usándose en cirugía cardíaca. Por ello, es un tratamiento seguro y probado que, en general, no produce rechazo ni alergias, ya que son antimicrobianos y bioabsorbibles.

Están fabricados en polidioxanona y, a los seis meses, se han reabsorbido por completo. Con este tratamiento se devuelve la firmeza al óvalo facial y se tensa la piel del cuello de una forma sencilla y segura.

Este tipo de material forma una malla. Los hilos se entrelazan y se cruzan con firmeza en la zona facial.

¿Cuáles son las ventajas de los hilos tensores?

– Seguridad: al estar fabricados con un material biocompatible, se reabsorben completamente sin dejar cicatrices.

– Formación de tejidos: la polidioxanona tiene la capacidad de formar tejidos de soporte naturales, como colágeno, elastina y fibroblastos, alrededor del hilo que ha sido insertado. Esto es lo que consigue dar el efecto tensor y redensifica la piel.

– Durabilidad: sus resultados se pueden mantener de 12 a 15 meses, aproximadamente. Lo que es más que en las inyecciones de bótox.

– Método seguro, simple, sencillo, cómodo y seguro: para su aplicación, se necesitan únicamente anestesia tópica y frío local, lo que minimiza las molestias cuando se introducen las agujas con los hilos en su interior. Al ser un material tan fino, no deja marcas ni cicatrices.

– Alto grado de satisfacción: consigue un gran efecto de tensión cutánea, así como formación de volumen, ya que, como hemos comentado, estimula la producción de colágeno; lo que se refleja en efectos muy favorables que mejoran el óvalo facial, disminuyen la flacidez y consiguen la armonía en el rostro que haya podido perderse con el paso del tiempo.

– No requieren hospitalización: no hacen falta cortes, puesto que no hay sangrado; y, por tanto, tampoco cicatrices. No se usan bisturís.

– Se pueden retomar las actividades diarias casi de forma inmediata.

– Tratamiento más económico que la cirugía estética, aunque no la sustituye, sino que es un apoyo para determinados casos.

En definitiva, la característica que más podemos valorar de los hilos tensores de pdo es que producen un efecto lifting de una forma mínimamente invasiva y sin cirugía.

 

Sin comentarios

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp